Vistos sus cuatro primeros episodios, decir que va camino de convertirse en una de las series del verano. Un drama criminal que va cociéndose a fuego lento en un continúo pero sosegado in crescendo. Camino del notable.