Publicidad
Martes, 10 Diciembre 2019 17:35

Crítica de la serie WORK IN PROGRESS de Movistar Series. Tras el capítulo piloto pueden pasar 2 cosas...

Escrito por  Publicado en Críticas Series 2019-2020

Nos enfrentamos a una de las críticas más complicadas de este 2019


En primer lugar decir que sólo hemos visto el capítulo piloto y que, por lo tanto, en función del devenir de la serie podremos juzgar. Ahora tan sólo queríamos recoger nuestras primeras impresiones porque son importantes para aventurarse en la senda de los siguientes episodios.

Sin emitir juicios de valor ni dictámenes que la sentencien de antemano, sería erróneo en este caso y no en otros, puntualizaremos lo que nos ha gustado o no y lo que pensamos que puede pasar a partir de la reflexiones construidas.

El mundo LGTB conforma per se un entramado que se nos escapa y no por falta de interés sino por la especialización y diversidad que ha tomado las riendas de lo que en los 80 era tan sencillo: homo/ hetero; carne o pescado. La fragilidad de los conceptos hace que cualquier pequeña broma sea tomada como una gran ofensa. Se trasladan y mezclan los hechos a la identidad propia y los egos quedan desflorados, tocados y hundidos. Es por eso que estamos en una de las épocas de mayor reactividad ante cualquier estímulo exterior. El sistema ya se ha encargado, y exquisitamente bien, de prepararnos para acatar y callar o protestar reactiva y exageradamente (distrayendo nuestra atención) ante lo más nimio. Nos tienen cada vez más collados, cohibidos y autodirigidos porque con un A se ofende a un colectivo, con B a otro, con C a otro y así sucesivamente. 

Siguiendo con la reflexión, ahora parece que en la variedad está el gusto y a todo se le ha dado una vuelta de tuerca para ofrecer el producto justo a la medida del consumidor adecuado. Tenemos una amplia gama de pluralidades y cada una se corresponde con una definición que se ha ido conformando a partir de los años 00, con su colectivo, sus seguidores, su bandera. Será porque somos de la vieja escuela pero no entendemos nada de lo que está pasando en la nueva revolución sexual donde parece imperar la apariencia abandonando lo que realmente importa. El amor se ha trans-vestido y los sentimientos reales pasan desapercibidos entre tanta definición y lucha por el autoconocimiento y defensa del YO, DEL MI y DEL CONMIGO. Las relaciones personales giran entorno al ombligo propio, uno mantiene una relación consigo mismo y se junta con aquel/la que le represente mejor en apariencia y no en profundidad.

La complejidad de la multiplicidad aparece en explicación a la complicación y clasificación enfermiza de un marketing cuyas pretensiones son las de fragmentar cada vez más el mercado de las necesidades para hallar nuevos nichos hacia los cuales poder dirigirse y seguir exprimiendo.
Un par de ejemplos claros y gráficos: la dictadura del veganismo y del fitness que prohiben literalmente el consumo de ciertos alimentos y las tendencias totalmente autoritarias de los que abanderan y representan el movimiento. Algunos obligan a sus hijos a criarse en base a esa elección personal igual que nuestros padres decididieron por nosotros nuestra religión. Sí, las tendencias actuales se han convertido en religiones, en credos que todo lo ofuscan y lanzan al consumidor hacia desenfreno por ondear con orgullo y desdén la defensa de unos principios convertidos al dogma. La libertad NO LIBRE por retorcido que pueda llegar a ser, ES.

No no somos chauvinistas, ni separatistas, ni sexistas, ni machistas como en muchas ocasiones nos han tildado. Somos unionistas, si es que tal definición existe. A pesar de la aparente tolerancia que nos han convencido que existe hacia los colectivos minoritarios, al prestar minuciosa atención nos damos cuenta que abrazamos la diversidad desde la diferencia y por lo tanto la percepción de base ya es errónea por lo que siempre se mirará al prójimo desde la diferencia y no desde el punto de unión que nos conecta y que siempre hemos defendido desde este portal.

Nosotros partimos de la base en que estamos hechos de lo mismo y que no importa de la rama que uno cuelga, las necesidades de base son las mismas. Ya puedes tener el pelo rizado, ser negro, rojo o amarillo, gustarte las uvas o la miel. Nada de eso importa porque nada de eso es fundamental. 


A partir de aquí pueden pasar dos cosas. En una primera instancia corre el peligro de apostar por enarbolar las diferencias y mostrarnos todo el abanico de posibilidades pansexuales que existen. No nos interesa porque sería diseccionar de nuevo el panorama incidiendo en esa aclamada diferencia que castigamos por ser totalmente tóxica.

La segunda sería apostar por reírse de todo y de todos incluso de uno mismo. En este caso sería apostar por la vía de lo que entendemos que va a la contra de la tendencia del afinamiento de pieles y sobreactividad reactiva.

Seguiremos viendo WORK IN PROGRESS cuyo título nos invita a pensar que la protagonista está en "obras" de una misma y que, por lo tanto, grandes reflexiones surgiran de su mirada introspectiva.

Comentarios (0)

Escribir comentario

  • Crítica de la serie WORK IN PROGRESS de Movistar Series
  • Crítica de la serie WORK IN PROGRESS de Movistar
  • Crítica de la serie WORK IN PROGRESS
  • Crítica de WORK IN PROGRESS de Movistar Series
  • Crítica de WORK IN PROGRESS de Movistar
  • Crítica de WORK IN PROGRESS
Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios

Suscríbete al RSS del Calendario de Series de CEC

Recibirás todas las nuevas fechas que incorporemos en nuestro calendario de series en tu e-mail y podrás preguntarnos sobre los próximos estrenos. Un servicio exclusivo y gratuito proporcionado por CeC.

Clicka aquí

Calendario de series USA, España, Reino Unido, Latinoamérica...

Todas las fechas de estreno, parón y regreso de series confirmadas oficialmente, AQUI.